Seleccionar página

Jesús Mayagoitia


Jesús Mayagoitia nació en la Ciudad de México en 1948. Cursó estudios de dibujo publicitario, la licenciatura de Artes Visuales y la maestría en Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas  de la UNAM.

El estilo artístico que define su obra se inscribe, principalmente, en la abstracción geométrica, tendencia escultórica donde podemos ubicar la gran mayoría de su producción artística y donde ha conseguido sus mayores éxitos.

La geometría es aún la herramienta universal para ordenar el espacio, además, es insustituible para establecer relaciones de espacio. Sin embargo, su expansión en el terreno de la escultura lo alcanzó apenas a principios del siglo XX con los constructivistas rusos.

Mayagoitia comenta al respecto: “Formalmente mi obra se sustenta en la geometría”, y agrega “cuando comencé a trabajar en la tercera dimensión comprendí que el espacio real tiene en la geometría su representación ideal…”, y continúa diciendo “la geometría, además de permitirnos organizar el espacio, nos da la posibilidad de crear volúmenes razonados”.

Gilda Cárdenas comenta a propósito de la obra de este artista “como vemos, todas las posibles variantes virtuales las logra a partir del geometrismo”.

Gonzáles Gortazar  leyó un texto en la presentación del libro que publicó la UNAM sobre la obra de Mayagoitia, en la Feria del libro 2017, del Palacio de Minería, donde comentó, de manera más amplia, sobre la obra de este creador : “Otra característica de mucha de la obra de la mejor escultura de todos los tiempos, es el dar tanta importancia a la presencia como a la ausencia, a la materia como al vacío; pero de nuevo, eso es llevado aquí al extremo. Con frecuencia, tengo la impresión de que el sólido es solo la excusa para poner en valor el hueco, y que solo existe en función a él. Es la aparente “nada” lo que realmente importa…”

Muchas de las obras de Mayagoitia expresan efectos cinéticos en las cuales es fundamental la participación y el desplazamiento del espectador. En aquellas obras el artista nos obliga a hacer un recorrido de 360° a su alrededor pues proporciona al espectador diversas vistas o posibilidades ópticas formadas por los intersticios y hendiduras que van dando forma a sus esculturas; es decir, en su escultura,  sólo cuando giramos en torno a ella en cualquier sentido o de arriba hacia abajo,  cuando hacemos un “barrido” visual, logramos entender la pieza y  las posibilidades de sus formas, de su espacio y de su luz. Al respecto Mayagoitia apunta: “La presencia de la ilusión óptica, no sólo ha sido objeto de mi permanente preocupación, sino que me ha hecho considerar que en el espacio real los conceptos como el punto, la línea, el plano, el volumen, y el mismo espacio son “conceptos inestables”, porque todo es susceptible de permutar sus dimensiones, dependiendo para ello del desplazamiento o giro del espectador…”

Sin embargo, algunas de sus obras como “La Cascada”, “El Verano”, “el Otoño” y “ El Invierno”, entre otras aquí expuestas, son, como apuntaba la maestra Teresa del Conde, “… simbólicas y por lo tanto conceptuales: dicen de un modo inmediato lo que el autor ha conocido previamente mediante la observación y la introspección… Así un acontecimiento pasajero se ha convertido en cosa dotada de permanencia y de tangibilidad, tanto que es posible dimensionarla”.

Jesús Mayagoitia no solo ha realizado escultura de mediano y pequeño formato, como son algunas de sus “puertas” que aquí se presentan, sino que ha realizado obra de carácter urbana y monumental como “Triada UNAM” para conmemorar el cuadragésimo aniversario de la construcción de Ciudad Universitaria, en 1994; “Metamorfosis del Oro Negro” escultura conmemorativa por el trigésimo aniversario  del Instituto Mexicano del Petróleo ; “Pirámide” una bellísima pieza escultórica de 12 metros de largo que se exhibió, junto con la obra de otros escultores, en el año 2000 en el Paseo de la Reforma con motivo de la exposición temporal denominada “Primavera 2000”, entre muchas otras.

Aunque la arquitectura y la escultura están hermanadas en su origen, son diferentes por las necesidades que satisfacen, sin embargo pueden convivir, interactuar e influenciarse mutuamente; de esta manera, el maestro Mayagoitia tiene obras que también intervienen el espacio arquitectónico, más bien interactúan con este, amalgamándose en un solo elemento, tal es el caso de su obra realizada en el vestíbulo del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, en Ciudad Universitaria, conocida como “Lluvia sobre el Puente” del año 2009.

En cuanto al material que más utiliza, prefiere el acero pintado recurriendo mayoritariamente a 2 colores: el blanco y el negro y en algunos casos el rojo, que en ocasiones puede ser naranja, y el amarillo, por ser colores que, como dice Gilda Cárdenas en el libro publicado por la UNAM sobre la obra de Mayagoitia  “complementan, la lectura formal de la obra creando una mística de la composición geométrica en sí misma, sin nada que altere lo absoluto”.

Su curriculum académico es amplio: ha sido profesor de Geometría, Diseño Gráfico, Diseño Básico, Escultura Urbana y ha impartido el “Curso Introductorio de Escultura” todo ello en diferentes planteles de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM.

Como creador, Jesús Mayagoitia ha realizado desde 1978 a la fecha más de 30 exposiciones individuales entre las que destacan “Metamorfosis del Espacio” en el Instituto Mora, en la Ciudad de México, en 1992; y “Las cuatro Estaciones” presentada en el museo de Arte Abstracto Manuel Felguerez en Zacatecas, Zacatecas en el año 2002.

En cuanto a exposiciones colectivas, ha formado parte de más de 100 exposiciones, tanto nacionales como internacionales. Cabe mencionar la V Bienal Internacional del Cartel, en Varsovia, Polonia en 1974; la XII Bienal de Jóvenes de Paris, Francia en 1981 y en el año 2005 formó parte del grupo de artistas que integraron la exposición 9X10, que se presentó en el CAD, en la Ciudad de México, solo por mencionar algunas.

Ha sido merecedor de premios y reconocimientos tanto nacionales como en el extranjero; cabe destacar el Premio Grand Prize Henry Moore del museo Utsukushi – ga – hara de Japón ( 1987). Y el premio de escultura en el XII concurso para estudiantes de Arte Joven en Aguascalientes, Ags, en 1997.

Su obra se encuentra en importantes colecciones públicas y privadas dentro y fuera de México y desde 1977. En diferentes períodos, ha formado parte del Sistema Nacional de Creadores.

Es pues motivo de júbilo para el museo Federico Silva Escultura Contemporánea, presentar a tan destacado artista. Esperamos que todos nuestros visitantes disfruten de esta muestra escultórica que nos ofrece Jesús Mayagoitia.

 

 

Enrique Villa

Director del museo Federico Silva Escultura Contemoránea.

Septiembre de 2018